martes, enero 12, 2010

Fin al fin

"Cronopia" me dijo la Marce y yo no entendí.
Y como cosa rara no me dio rabia no entender.
Busqué algo en google y me saturó de Cortázar.
Es por eso que ahora he copiado y pegado la primera imagen que el buscador me lanzó, así, como para poner algo.
Nunca me gustó mucho Cortázar, tan de enredos, tan de chamullos y yo, yo no soy de chamullos existenciales. Más bien soy simple.
Demasiado simple.
Eso soy.
Y me alcanzó el candado que me venía siguiendo hace rato, lo andaba trayendo en la mano medio oxidado pero me di cuenta que de verdad lo necesitaba.
Me agrada, deben saberlo, eso de cerrar ciclos creo que es un deber impostergable, siempre hay cosas nuevas por hacer. Eso me seduce enormemente.
Hoy digo al fin:
¡Atención señores, hasta aquí no más llego!
Ya me he mareado de tanto navegar y me anclo a tierra porque lo que se vive de este lado es tanto más bello y solemne que ni hasta el tiempo alcanza para seguir soñándose soñadora.
Me agrada poder decir: Fin de ruta y virar.
Han pasado 5 años y 5 años es un buen tiempo para hacer girar la vida.
Gracias a todos los que han venido, a todos, sin distinción.
Este blog llega a su fin.
Ya seguiré en mis andanzas por otros sitios dedicados a otras creaciones menos enredosas.
Atento castor, puede usted cerrar su puerta.
Adiós y gracias.


11 comentarios:

fgiucich dijo...

Tengo ganas de llorar, amiga mía, así de simple. No pienso decirte adios. Me resisto a pensar que este sea el candado definitivo. Abrazos.

ziyei dijo...

Se extrañará ese castor amigo que habla de todo y con todos, esos destellos mágicos, esas ideas locas, esos muertos revividos en biografías tan particulares. Esa mirada distinta, esos matices de colores que le ponía a todo.
Pero cuando se pone un candado es porque existe una llave por ahí, dispuesta a hacer usada. Ese jardín seguirá ahí, creciendo, secándose, germinando, extendiéndose, sin abono, sin podarse, pero ahí...esperando que la dueña vuelva a casa y abra el candado, saque la maleza, abone la tierra y vuelvan a florecer los capullos olvidados...al menos podremos contar con eso?.

catalina dijo...

hola amiga!, tarde descubrí este rincón maravilloso lleno de magia, reflexiones, amistad, sabiduría, inquietudes y demases, este gran talento que desde muy niña tienes y que supiste aprovechar y compartir con los demás, me siento reflejada con algunos de tus talentos como las manualidades, algunos gustos por crear y por sobretodo me siento acogida en tu rinconsito lleno de luz y de esa niñez que llevamos dentro.

como poder decirte que sólo estás empezando con todos tus mundos, que todavía no es hora de quitarnos esos sueños de niños y que hacen falta, es algo muy positivo que todavía falta mucha gente como yo que recién esta descubriendo y que se ha maravillado al conocerlo.

muchas felicitaciones!!!!, y sólo tu puedes entregarnos toda esta magia y fantasía, te necesitamos, piénsalo!!!!!

besos, abrazos y mucho cariño para tí. tu amiga y admiradora pame moreno.

mentecato dijo...

Nunca dejarás de ser la hermosa poeta que vive en el árbol del ensueño.

Nunca podrás poner ni candados ni cerraduras, porque cuando te leímos por primera vez ya fuiste nuestra para siempre. Y siempre estarás en nuestro corazón.

Un abrazo y hasta más ratito.

mentecato dijo...

¡Qué curioso y qué coincidencia! Al escribir el texto anterior, cantaba Charles Aznavour "Nous nous reverrons un jour ou l'autre" ("Nos volveremos a ver un día u otro").

Que siga cantando Aznavour y un abrazo para ti desde el corazón.

mentecato dijo...

Un saludo y un abrazo a quien, en la distancia, es un dilectísimo ser en mi corazón.

Xiao Mei dijo...

nooooooooo pucha cuando por fin encontré de nuevo tu blog (es que cuando borre el mío perdí todo, hasta mis favoritos) y ahora que comencé tímidamente a escribir de nuevo encuentro que tu te vas. Espero que le vaya bien en su vida real y que por ahí nos encontremos en algún blog nuevamente. Suerte.


Saludos.

mentecato dijo...

Esa vuelta a la naturaleza tiene que haber sido maravillosa...

Tengo una invitación que hacerte, pero debo mandarla a tu correo, ¿cuál es?

Un abrazo.

mentecato dijo...

Como no domino lo cibernético, espero que haya llegado la invitación completa.

Una hermosa invitación hecha por Pavella Coppola hija de mi gran y extinto camarada poeta Salvattori C., invitación que de corazón la extiendo a ti.

¿Llegó o los duendes curiosos se la comieron como si fuera un pastel de hojas?

Un abrazo.

cilley dijo...

Qué vuelva, qué vuelva, qué vuelva!!
Los pajaritos están cantando por aquí, la magia se atraganta y quiere salir.

vamos, cuánto más hay que esperar!!

kiantei dijo...

"Esperar a que el sol se ponga..."
-Como dijo el Principito-
Y el sol tiene para rato.
A Dios gracias.